Brasília, 20 de agosto de 2017 às 12:29
Selecione o Idioma:

Manuel José Montañez Lanza

Postado em 18/02/2017 6:19

EUA: Até onde chegaram as relações com a Venezuela?

.

Share Button
Papeles para el Debate
Elaborado por: Manuel José Montañez Lanza (*)
El aislamiento de la RBV y la desarticulación de la revolución bolivariana ha sido prioridad para la ultraderecha estadounidense, la cual en todo momento se ha mantenido dando respaldo político, comunicacional y financiamiento a la oposición venezolana.
El encuentro entre el presidente Trump y el vicepresidente Mike Pence con la opositora Lilian Tintori y el republicano Marcos Rubio, evidencia el desespero que tienen la ultraderecha estadounidense y la oposición venezolana porque el presidente Trump continúe la misma política de confrontación con Venezuela promovida por Obama.
Trump debiera pulsar por una relación más productiva con Caracas donde prevalezca el entendimiento  y no dejarse llevar por la política retrograda de los congresistas de origen cubano, especialmente los republicanos, a quienes desplazó en la contienda electoral, y quienes están buscando ganar espacios,   y de hecho tomar bajos sus riendas  la toma de decisiones de la Casa Blanca.
CNN en español, fuerte aliada de este sector y enemiga del presidente Trump, ha fungido como vocero de esta ofensiva de la ultraderecha cubanoamericana y  venezolana contra la Revolución Bolivariana.
La campaña contra el vicepresidente ejecutivo Tarek el Aissami  no solo está en el plan de satanización de los dirigentes chavistas, sino de mellar la credibilidad del segundo al mando de la revolución bolivariana.
Durante la administración Obama fueron sistemáticos los viajes de diputados opositores venezolanos a Washington para influir sobre el gobierno por diversas vías.
Quienes más han intervenido en contra de cualquier negociación y aproximación con el gobierno de EE.UU.,  han sido por un lado, el  Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y del otro los congresistas, Marco Rubio, Ileana Ross, Mario Díaz Balart y restantes congresistas de ese origen.  En reiteradas ocasiones éstos, han sido sus anfitriones.
Particularmente Marco Rubio, quien fue uno de los aliados más fuertes que tuvo Almagro para pulsar la activación de la Carta Democrática contra Venezuela el año pasado, lo cual no consiguieron.
Esta campaña mediática y política contra la RBV, que se articula y articuló a través de CNN en español, persigue movilizar a la comunidad internacional a favor de activar la Carta Democrática de la OEA y que finalmente el Presidente Trump se pronuncie en su favor, alejándose con ello, de su pensamiento Doctrinario, “El Aislacionismo”, que no le conviene a la élite financiero militar que gobernó con Barack Hussein Obama.
(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano
     Magíster en Seguridad y Defensa

Comentários: